Peligroso como mico con Gillette en mano

Pasa el tiempo y cada día me doy más y más cuenta que miles/millones de emprendedores de todo tipo en el mundo se ven acosados/asediados por malas prácticas adquiridas del cine y la televisión que hoy se consideran como normales. Lo que sin duda es un tema muy peligroso para la salud mental, emocional, económica y hasta profesional de los implicados.

El mito de la agencia de publicidad y el discurso de “lo necesito para ayer”

Una lucha constante de un gran conglomerado de profesionales alrededor del mundo es sin duda aquello de tener tiempos impuestos por líneas de supervisión o clientes con deadlines absurdos como “Esto necesito que esté terminado para ayer” intentando dar a notar que es un tema prioritario y por el cual el empleado/recurso deberá encontrar la forma de hacer su trabajo tan pronto como le sea posible. Esto es heredado de Hollywood de los años 90 y en verdad se ha convertido en un lastre que se arrastra por todo el mundo.

Ese tipo de afirmaciones solo tienen un impacto peligroso en el empleado y es que la velocidad de su trabajo va en proporción inversa a la calidad del mismo. Eso lo aprendí hace muchos años ya, y se confirma con cada día de la vida profesional, si lo haces rápido lo haces mal.

¿Quieres que un trabajo esté lleno de huecos y fallas? Pídelo con urgencia para ayer. Eso te asegura que tendrás un tiempo adicional de corrección de errores que no habrás contemplado al inicio del mismo.

El cliente siempre tiene la razón.

Falacia del tamaño de una catedral esa que pretende dar la razón a toda costa al cliente. NO, el cliente no siempre tiene la razón y menos aun cuando esa lógica afecta mis procesos, tiempos y costos.

Entiendo que en una economía de oferta y demanda como la que vivimos el pensamiento lógico es que si yo no le doy la razón al cliente alguien más se la dará y perderé mi fuente de ingresos económicos. Sin embargo, a veces es preferible perder un ingreso económico de alguien que no te aprecia como profesional a mantenerlo sabiendo que no valora tus esfuerzos.

La lucha del poder contra los más jóvenes.

Una clásica y eterna lucha que se da en todo tipo de mercados laborales es sin duda la del ímpetu del recurso joven que todo dice que es posible realizar sin medir o estimar el tiempo e inversión económica que uno o varios requerimientos tendrá en un proyecto, frente a la experiencia del empleado más antiguo de la empresa que se toma su tiempo para poder emitir un comentario a favor o en contra de uno varios requerimientos.

Lastimosamente poco a poco nos damos cuenta que vivimos en la cultura del microondas y dejamos de lado la cocina tradicional de la abuela conformándonos con comida enlatada con sabor a plástico. Así es mis queridos profesionales jóvenes que hoy llenos de ímpetu no miden sus consecuencias lo único que están logrando es convertirse de a poco en la comida chatarra de microondas y años más tarde se darán cuenta que eso no paga, porque habrán quemado su imagen antes de lo debido.

La experiencia del modelo Chino de negocios.

Por muchos es conocido que los productos chinos son de bajo costo y calidad digamos a veces cuestionable. Sin embargo son los que con más facilidad se venden en relación a sus contra partes de otros países. Tristemente esa misma experiencia se refleja en miles de clientes que a diario ubican el costo de un producto/servicio por sobre la calidad del trabajo. El resultado sin duda es algo como esto en el caso de sitios web, que por sus propios autores es conocida como “La peor web del mundo

Emprendedores del mundo, ¡entérense!

Un cliente que cree saber más que la empresa/profesional contratado para realizar/proveer un producto/servicio definitivamente entra en la categoría de “peligroso como mico con Gillette en mano” ya que en el mediano o largo plazo se terminada haciendo daño a si mismo y producto de ello herirá en su camino a quien se cruce por delante.

Acerca de Juan Fernando Pacheco

Soy Juan Fernando Pacheco, un ser apasionado por la tecnología, música, comunicación, fotografía y política. Mi día a día se desenvuelve como PL en PlusProjects y gusto mucho de conversar con mis amigos sobre emprendimientos, diseño y SEO. Al día de hoy tengo 12 años metido en el mundo del blogging, las redes sociales y el diseño web.